Tops México | Ternura orgánica
17830
post-template-default,single,single-post,postid-17830,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Ternura orgánica

Baby Mink es una empresa orgullosamente mexicana que lleva más de cincuenta años en el mercado de cobertores, ropa, accesorios de baño, de cuenta y demás accesorios para bebés. 

En sus inicios, esta empresa comenzó comercializando sólo cobertores, pero ahora cuenta con una extensa gama de productos. Para lograr expandirse, además de cambiar de residencia a Puebla, también tuvieron que ser parte de la globalización por lo que incrementaron su calidad de manufactura, compitiendo así con marcas internacionales. 

Esto fue un acierto que marcó diferencia. Algunos de los detalles en los que ponen más énfasis en la producción es que las costuras y broches estén bien sujetos para evitar accidentes en los recién nacidos. Además, sabiendo lo delicada que es la piel de los bebés, Baby Mink vigila cuidadosamente que contengan el suficiente aditivo bacteriostático para impedir la formación de ácaros en la tela.

Con esta innovación y valor agregado, la empresa ha concretado ventas en más de 30 países; además de incursionar en el mercado de cobertores para adultos. 

Materiales amigables

Como parte del compromiso social y ambiental, Baby Mink elabora sus productos con cien por ciento algodón orgánico, así es que pueden decir que sus telas son sustentables, renovables, biodegradables e hipoalergénicas, además de ser muy lindas.

El algodón orgánico es ecológico en todo su ciclo de producción, por eso no es sencillo convertirse en un una empresa que opera con algodón orgánico porque los estándares de producción son  estrictos y supervisados por agentes certificadores que inspeccionan los campos de cultivo y operación año con año.  

De esta manera, Baby Mink reitera su compromiso socialmente responsable, brindando beneficios a sus colaboradores, a sus consumidores, así como a la comunidad y al medio ambiente. 

Pero la cosa no termina ahí, pues la compañía cuenta con una Fundación que ayuda a parejas adolescentes embarazadas; recauda donativos; intenta cubrir las necesidades básicas de bebés en estado de abandono, y brinda cobijas a pequeños en época invernal.

Por demás, cabe señalar que desde el inicio de la empresa, se caracteriza por ser una empresa incluyente en su planilla laboral.

Así que, Baby Mink va por encima de la fabricación de productos sustentables y de calidad, piensan en las personas que forman parte de sus éxitos. 

 



TwitterFacebookInstagram