Tops México | REMEDIOS VARO: México, su hogar.
18002
post-template-default,single,single-post,postid-18002,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Remedios Varo

REMEDIOS VARO: México, su hogar.

Remedios Varo es considerada por muchos una artista mexicana porque la mayor parte de su obra fue realizada en la Ciudad de México, así como su primera exposición individual. Sin embargo, a pesar de haberse naturalizado mexicana, la artista nació en 1908 en el pueblo de Anglès, provincia catalana de Girona, y salió de Europa por razones políticas.

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga salió de Anglès a los 15 años, impulsada por su padre, para estudiar en la Academia de San Fernando en Madrid. Al terminar sus estudios, se casó con un compañero de la universidad y fue a vivir a París, para volver a España y residir en Barcelona, donde habría de familiarizarse con el círculo surrealista de André Bretón, y comenzar propiamente su carrera como artista.

Cuadro2
En 1935 se separó de su primer esposo y al estallar la Guerra Civil Española, Varo trabajó como activista en contra de las facciones fascistas del gobierno español, al lado del partido republicano. En esta época también conoció a Benjamin Péret, importantísimo poeta surrealista francés con el que tuvo una larga relación amorosa y se fue a París por segunda vez. La artista residió ahí hasta la invasión nazi.

En 1941 Varo y Péret llegaron a México que, gracias a las políticas del entonces presidente Lázaro Cárdenas, los recibió y les permitió naturalizarse como mexicanos. Durante ese periodo la artista trabajó mucho como haciendo ilustraciones para publicidad.

Al separase de Péret, en 1947, éste regresó a Francia, y Remedios Varo pasó dos años en Venezuela, donde trabajó, entre otras cosas, como ilustradora entomológica, como parte de una expedición científica francesa en el país latinoamericano.

Finalmente, en 1949, Remedios Varo volvió a México y se casó con el político austriaco Walter Gruen, con quien estaría hasta su muerte. Fue él quien insistió en que ella se dedicara por completo a la pintura. Durante este periodo Varo conoció a Diego Rivera, Frida Kahlo y se familiarizó con la élite artística mexicana; fue, además, amiga cercana de otra pintora surrealista que vivía en México, Leonora Carrington.

Remedios Varo estuvo en nuestro país, un lugar que siempre llamó hogar, hasta su muerte. Su obra es muy vasta y compleja (atravesó diferentes etapas), pero su temática casi siempre giró en torno a cuestiones como la mente humana, los sueños, el arte, la alquimia, el psicoanálisis y el misticismo, metaforizado con maestría en imágenes definitivamente oníricas y profundamente surrealistas que sin duda fueron profundamente tocadas, hasta su esencia, por el país que la adoptó y la ciudad en la que pasó muchas décadas de su vida.

La mayor parte de su obra se encuentra hoy en el Museo de Arte Moderno y fue una donación de su esposo a la muerte de la artista en 1963.

Fuente: https://mxcity.mx/2016/03/remedios-varo-y-la-ciudad-de-mexico/



TwitterFacebookInstagram