Tops México | El optimismo frente a los contratiempos: un pilar para ciencia del bienestar
16972
post-template-default,single,single-post,postid-16972,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El optimismo frente a los contratiempos: un pilar para ciencia del bienestar

El rasgo común de «los pesimistas» es que tienden a creer que los acontecimientos malos van a durar mucho tiempo y que, a su vez, tendrán consecuencias trágicas sin que ellas lo puedan impedir.

La creencia de que podemos contar con accesos directos a la felicidad, la alegría, la comodidad y el éxtasis en lugar de trabajar estos sentimientos con el ejercicio de las fortalezas y virtudes personales conduce a legiones de personas. Las mismas que en medio de una gran riqueza, están hambrientas espiritualmente.

Los pesimistas suelen ignorar que hay un gran número de circunstancias internas bajo nuestro control. Una capacidad de actuación, para conseguir efectos, que está muy ligada a la autoeficacia, a los estilos de afrontamiento o a la tolerancia de la incertidumbre.

Cuando se trata de nuestra salud, podemos plantarnos actuar, por ejemplo, sobre cuatro pilares: la decisión de no fumar, un compromiso con el ejercicio, la calidad de nuestra dieta y nuestro nivel de optimismo. En este sentido, los estudios nos dicen que el optimismo no tiene menos peso que las otras tres variables.

Hablamos de un optimismo basado en datos, en contacto con la realidad. Amparado en nuestras capacidades y recursos, inspirado en la confianza que nos da una un libertad considerable, junto a la posibilidad de ser creativos, poner en marcha nuestra inteligencia y fluir.



TwitterFacebookInstagram